Seleccionar página

En este vídeo, hemos reunido 5 hábitos negativos frecuentes, que limitan el desarrollo de nuestro potencial, les hemos llamado los 5 enemigos del Bienestar 👾💥🧠

1. Autocrítica

2. Anticipación ansiosa

3. Comparación

4. Exageración

5. Rumiación

Te doy la bienvenida a este vídeo de nuestra Videoteca PositivArte, donde queremos aprender varios trucos y teorías de la Psicología Positiva.

Y hoy te voy a hablar de otra cosa que es muy frecuente que los psicólogos tengamos que trabajar en consulta, yo lo llamo: los cinco enemigos del bienestar, son cinco hábitos que cada vez son más frecuentes, y rompen la posibilidad de estar más centrado en lo que queremos realmente. Voy a describirlos, los extraído de mi experiencia como terapeuta. Son cinco procesos que son tremendamente frecuentes y que hasta que conseguimos reducirlos, tenemos límites bastante bajos, muchos problemas para realmente aprovechar todas las nuestras capacidades y estar realmente concentrados en lo que nos hace felices.

  1. La Autocrítica: Es un hábito que está súper normalizado en la sociedad actual. Que nos pasemos muchísimo tiempo analizándonos, puntuándonos, pensando en cómo somos, lo que nos falta, lo que deberíamos ser.
  2. La Anticipación Ansiosa: Que yo también dedique mucho tiempo consciente o inconsciente, a pensar cómo va a ser el día de mañana o aquel evento que tengo qué tal va salir todo lo que puede salir mal ver el futuro con miedo, con preocupación.
  3. La Comparación: Sonja Lyubomirsky, dice que este es una de los hábitos mentales que más bienestar rompe. Andar mirando en la otra comparación física con tus amigos como tratan a la gente como son de felices el resto de personas, y además sabemos que as redes sociales están facilitando, promoviendo de alguna manera que hagamos esto mucho más que en épocas anteriores.
  4. La Exageración: Este es uno que he detectado ha querido añadir a la lista hace poco, y yo sinceramente creo que es bastante típico de España, la exageración cosiste en cómo utilizamos palabras un poco extremas, terrible, horrible, no lo puedo soportar, esto es dramático, todo me sale mal, nada consigo que funcione como yo quiero. Pues este proceso genera una gran intensidad.
  5. La Rumiación: tengo un problema que quizás ni siquiera existe, pero ya estoy mezclándolo con el número dos de la anticipación y no dejo de darle vueltas, me levanto pensando: no puedo vivir así de esa manera, pero la rumiación consiste sobre todo por si no conocéis el término,  en pasar muchas veces por un problema, o un contenido negativo. De modo que si yo tomo un problema y busco soluciones, que lo llamamos los psicólogos, solución de problemas, y orientación constructivo y positivo, pero la rumiación que viene del término del sistema digestivo de las vacas, que pasan cuatro veces por el mismo proceso, es estar repasando sin cesar, un problema, un contenido negativo.

Por supuesto, hay más hábitos negativos, pero estos son los que más frecuentemente, o por lo menos yo he detectado. ¿Qué vamos hacer para reducir la presencia de todo esto en nuestras mentes? que como decía al principio, hasta que no lo consigamos, nuestro potencial va a estar mucho más bajo de lo que podría estar. Os recomiendo recordar en los primeros vídeos sobre mindfulness, sobre meditación, aplicar la meditación informal para detectar primero y para transformar segundo cuando ponéis en marcha estos hábitos negativos.

Un consejo para estar más alerta, es que hagáis una lista de cuando en el día, o ante qué situaciones o incluso ante qué personas tendéis a dispersaros más. Por ejemplo muchas personas me dicen nada más levantarme empiezo a anticipar, cojo el Instagram y me empiezo a comparar con personas que tienen tipazos. Pues ahí tenemos que estar sobre aviso de que hasta que cambiemos ese hábito, seguiremos haciéndonos daño y seguiremos desaprovechando oportunidades para poner en marcha acciones constructivas internas o externas más conductuales. Ósea que primero ser conscientes cuando aparecen y qué ponemos en vez de ello.

Así que primero detectar, cuando realizamos estas practicas negativas y luego sustituye, puede ser la respiración o alguna técnica sencilla del Mindfulness, por ejemplo el agradecimiento, el repaso positivo del día anterior, la mirada en positivo al día de hoy, si tu práctica es por la mañana o algo que tiene más que ver con los valores, cuidar de nuestros amigos, ver en qué podemos mejorar en un aspecto profesional, un hobbie, poder aprender inglés, o lo que yo quiera desarrollar. Muy importante que vayamos poco a poco reduciendo los hábitos de nuestra mente y daros cuenta

“Si no hago consciente lo inconsciente va a seguir creciendo y desarrollándose en mi cerebro”, así que es esencial que hagáis este esfuerzo para detectar cuando estáis cultivando contenidos, los positivos estupendo, pero a los negativos necesitamos irlos recortando. Mucha suerte y ¡a practicar!.


Respondemos tus dudas:

También podrás encontrar contenido como este en nuestro canal de YouTube.