Seleccionar página
La ira es una emoción y como todas las emociones debería servirnos para adaptarnos a las diferentes situaciones, sobre todo aquellas que requieren de una respuesta de afrontamiento para su resolución.

Experimentar una reacción de ira adaptativa nos defiende y nos pone a salvo de un peligro o agresión de nuestro entorno o medio ambiente. Pero cuando no se controla, deja de ser adaptativa y puede generar un daño absolutamente innecesario a los demás e incluso a nosotros mismos.

Lo que provoca la pérdida del control sobre la agresividad no es tanto lo que sucede en sí, sino la forma en que interpretamos acerca de lo que sucede.

A través del tratamiento para el control de la ira, se pretende construir y generar un programa que favorezca la reestructuración cognitiva en la persona que tiene identificado este problema, logrando como consecuencia el uso de estrategias adecuadas para controlar la ira, y sustituirlas por otras más adecuadas, las conductas agresivas en la vida diaria.

Con este tratamiento se consigue:

  • Mejorar el conocimiento sobre las emociones y sobre la ira para facilitar la comprensión del problema.
  • Conocer la naturaleza de la agresividad así como el ciclo que caracteriza su presencia en las relaciones humanas.
  • Entrenamiento en técnicas de relajación y Mindfulness para controlar la activación fisiológica y emocional asociada a la experiencia de ira.
  • Modificar los pensamientos y actitudes disfuncionales asociados a la ira, para desarrollar un patrón de pensamiento alternativo y funcional que permita poner en marcha conductas más adaptativas.
  • Comunicación asertiva de cara a sustituir la agresividad como forma de lograr objetivos.
  • Desarrollar un plan de prevención para el afrontamiento positivo de situaciones difíciles.

 

OFRECEMOS CONSULTAS TRATAMIENTO PARA EL CONTROL DE LA IRA

Teléfono: 91 016 4007 – 657 803 889

Mail: info@positivarte.com

Respondemos tus dudas: