No importa lo mal que me traten o lo injustas que sean algunas personas o el mundo. Mi bienestar depende de cuánta alegría y bondad pueda sentir. 

Ojalá podamos aprender a no dejarnos arrastrar por las acciones negativas o inhábiles de los demás. Que los malos ejemplos no nos muevan de nuestras buenas intenciones, de nuestras esencias constructivas, positivas, dulces.

Para ello es imprescindible sentir:

  1. Claridad: acerca de quién eres, qué quieres para ti, qué quieres para el mundo. Esa visión me protege mucho de la tendencia que yo pueda tener a cambiar influenciado por otros, porque yo tengo bien definido lo que quiero.
  2. Estabilidad o fortaleza: saber cómo volver a mí mismo (al punto a), cómo sentirme estable, como sentir mi fuerza de tal modo que me proteja, me calme, me vuelva a donde estaba antes de presenciar lo difícil. Que pueda yo sentirme fuerte. Que pueda no cambiar hacia donde no quiero. Que pueda sentirme estable ante lo difícil.

El mundo necesita que esto sea así, que tengamos esta capacidad, para que no comencemos cadenas donde lo destructivo crece.

#manténtualegría#manténtubondad#mantente#sientepazentuinterior#psicologiapositiva #mindfulness #compasión#autocompasión #estabilidademocional#fortalezaemocional #regulaciónemocional#inteligenciaemocional #sabiduríavital#aprendeaserfeliz #practicafelicidad#porunmundomejor

 


 

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
¡Compártenos! ¡Gracias!