Seleccionar página

¿TE CUESTA LA NUEVA NORMALIDAD?

Hemos comenzado la llamada nueva normalidad, pero quizás no te encuentras tan pletóric@ como esperabas.

¿Te sientes incómod@ al salir a la calle?

¿Te cuesta hacer planes que antes te apetecían?

¿Por qué nos resulta difícil la nueva normalidad?

Estos días he oído a muchas personas decir que no entienden por qué les cuesta la desescalada y la nueva normalidad ¡si es lo que querían! Cuando estábamos aislados para frenar la pandemia del coronavirus, sin saber qué iba a pasar, sólo pensábamos en el día que volveríamos a salir y a estar con los nuestros COMO ANTES. Pero, desgraciadamente, no es como antes, el aislamiento no ha sido un paréntesis en el  tiempo (como pasa en las películas). No podemos dar al play para que todo siga igual.

Nuestras vidas han cambiado y esto es difícil de asumir. Estamos acostumbrados a que podemos controlar casi todo: si hace frio ponemos la calefacción, si no hay buenas cosechas traemos la comida de lugares lejanos…y de pronto llega un virus desconocido, el covid-19, que nos deja fuera de juego a toda la humanidad.

Durante el aislamiento hemos podido sentir más o menos ansiedad, preocupación, insomnio en ocasiones, pero sabíamos que acabaría, aunque nos supiéramos cuándo. Por eso, la mayoría de nosotros hemos visto cómo con el paso de las semanas  entrábamos en un estado parecido a la hibernación, como si fuéramos osos. Teníamos menos energía, menos ganas de hacer cosas…Realmente este mecanismo ha sido muy útil porque si tenemos que estar metidos entre cuatro paredes haciendo muchas menos actividades que habitualmente, más nos vale tener poca energía y motivación.

El problema ha venido para muchos cuando hemos empezado a poder salir de casa y no sentíamos esa euforia que esperábamos. Puede haber momentos buenos, pero también incomodidad al salir a la calle, cautela al subir en el transporte público, tristeza al ver a nuestros seres queridos y no poder besarlos….Porque nuestra vida ha cambiado sin que nosotros hayamos tenido ningún poder en el asunto. Para la mayoría de nosotros, nuestra forma de trabajar ha cambiado “si  tenemos la suerte de seguir trabajando” nuestros planes de ocio han cambiado, nuestra forma de relacionarnos ha cambiado.

¿No es natural que no estemos a gusto? Nos sentimos extraños con razón en esta nueva realidad. Como seres humanos, lo nuevo nos pone en alerta y nos hace sentir incómodos.

La buena noticia es que, como siempre, nos ADAPTAREMOS. El ser humano es el ser vivo que mejor se adapta a los cambios. Los humanos nos hemos adaptado a vivir a 2400 metros, a vivir en chozas, a afrontar guerras. Podremos decir en un tiempo (y alguno seguro que lo ha dicho ya) “no pensé que pasaría, pero me he acostumbrado”.

Nos adaptaremos y además, esta nueva realidad nos puede traer SORPRESAS AGRADABLES; quizás nuestras agendas se simplifiquen eliminando actividades que no eran tan importantes;  quizás no nos achuchemos tanto pero tengamos más tiempo para estar con nuestros amigos y familiares; quizás encontremos actividades para hacer “con nuestras propias manos” que nos llenen como manualidades, bricolaje, cuidado de plantas o la famosa repostería; quizás surjan oportunidades inesperadas como disfrutar de la casa de un amigo en la playa porque este año no se pudo alquilar.

Te animamos a que entiendas la incomodidad y ansiedad que este proceso de adaptación te pueda provocar, que recuerdes que te adaptarás si sigues andando tu camino y ¡que llegarán también sorpresas agradables!

#nuevanormalidad #coronavirus #covid19 #pandemia #todosaldrabien #combatirlaansiedad


En este post la doctora Irene López Gómez, experta en Psicología Positiva y psicóloga de Positivarte, comparte su experiencia sobre cómo afrontar la nueva normalidad.

CV de Irene López Gómez


 

Otros artículos de Irene:

La Psicoterapia Positiva


Respondemos tus dudas: