En el mundo, ¿predomina la bondad o la maldad? – ¡PositivArte os desea Feliz Navidad!

¡Querid@s amig@s positiv@s!:

En múltiples ocasiones, tanto en las terapias, talleres, formaciones, como en mi vida personal, me he enfrentado al consabido debate de si el ser humano es esencialmente bondadoso o alguno de sus contrarios (egoísta, agresivo, dominante, y un largo y pesimista etcétera). Espero que este post pueda arrojar un poco de luz, fundamentando todo lo sólidamente posible, la clara certeza de que la BONDAD es la pura esencia de nuestra especie.

 

vídeo love actually bondad positivarte psicólogos vallecas madrid

El vídeo de esta película tan divertida y romántica a la vez, creo resume bastante bien, con ejemplos e imágenes claras, el inicio de la demostración. Es cierto que tod@s sufrimos; y además bastante. Es frecuente que comente que una buena autoestima tiene que ser suficientemente fuerte para resistir los ataques de los otros… porque éstos ocurren casi cotidianamente, de un modo o de otro. Porque creo que es innegable que el sufrimiento existe. Casi en cada casa, ha existido, existe o existirán dosis fuertes de malestar, de sufrimiento consciente o inconsciente, de ataques emocionales. Si. Es así. Y eso es duro. Pero… ¿eso demuestra que la maldad es lo que reina en el ser humano? Mmmmmmm. Y si te hago la pregunta: ¿si la maldad es lo que domina, cómo es que no nos hemos extinguido, matándonos unos a otros? Uno responderá: hay muchas guerras y ataques¡ ¿pero hay más gente en guerra que en paz? Démonos cuenta, que si podemos vivir tan en orden como la mayoría de la población mundial lo hace, aun a pesar de tantos ataques de diversos tipos que existen, incluso dentro de nuestras propias familias, tiene que haber algo que esté reduciendo, acolchando, compensando o incluso eliminando todo ese malestar que creamos. Y eso es NUESTRA ESENCIA BONDADOSA.

Podría apoyarme en nuestra biología: ¿qué nos pasa normalmente cuando vemos sonreír a alguien? ¿O reír?, ¿somos inmunes al sufrimiento ajeno?. Las famosas neuronas espejo, están diseñadas para que conectemos, para que sintamos lo que el otro, para que aprendamos con los demás. ¿Qué mayor signo de humanidad? Aquí podemos ver demostraciones científicas de cómo la compasión es tan importante en nuestros cerebros como otras funciones básicas para nuestra supervivencia. Y… ¿cómo puedes explicar que estés aquí leyendo este post? Tus padres, o más bien la sociedad, ha tenido que esforzarse, y mucho por cierto, para que puedas estar viv@: darte de mamar muchas veces al día desde que naciste, protegerte del frío y otros peligros, llevarte al médico cuando enfermabas, proporcionarte refugio, comida, ropa, educación, oportunidades… ¿te has parado a pensar que puedes leer esto porque existe todo un sistema dedicado a que tu puedas aprender muchas cosas que luego te permiten mejorar tu calidad de vida? Constructores, maestros, cocineros, policías, médicos… sin ellos, no podríamos sobrevivir siquiera¡ mucho menos encontrarnos bien y poder pensar en nuestros sueños. Para que yo pueda preocuparme sobre mi sentido de la vida o el amor, lo cual está muy bien también, primero han tenido que darse muchísimas condiciones que nos aseguran nuestras necesidades más básicas, y detrás de ello hay mucha bondad, mucha compasión. Es cierto que eso no soluciona todos los problemas, y sigue habiendo mucha gente y circunstancias que nos hacen mucho daño, sentimos que nos agotan, las vemos injustas, pero ello no demuestra que la especie humana sea egoísta o malvada. De hecho, en mi experiencia, junto con los resultados que van apareciendo cada vez con más frecuencia, sabemos con claridad que estas acciones negativas aparecen cuando no sabemos gestionar bien nuestra vida: por ejemplo, las adicciones aparecen cuando tenemos miedos que no sabemos/queremos afrontar, las conductas egoístas como estrategia defensiva porque no nos sentimos suficientemente dignos de ser amados, la agresividad cuando no somos capaces de abrirnos a la humildad realista que acepta las cosas tal cual son… En definitiva: todos queremos dar y recibir amor, pero en muchas ocasiones ¡no sabemos hacerlo!

“Cada hombre debe decidir si caminará a la luz del altruismo creativo o en la oscuridad del egoísmo destructivo” 

Martin Luther King, Jr.

¿Qué hacemos entonces? Me parece muy importante ya solo el hecho de tomar consciencia de nuestra naturaleza bondadosa. Emerge una gran alegría conociendo que la gran mayoría del sufrimiento es derivado de percepciones erróneas, al saberse rodeado de bondad y cariño. Y por supuesto, qué mayor felicidad puede haber en poner mi granito de arena. Cultivar dentro de mí la compasión, para ayudarme a ver y entender y llevar lo mejor posible lo que pasa dentro y fuera de mí. Y ayudar a los demás a hacer lo mismo, contribuyendo así a un mundo más sabio, que ve y entiende, haciendo crecer, esa bondad universal.

Pues eso, que el amor está en todas partes¡ Aprende a entrar en contacto con tu esencia… la misma que las de los demás. Y así serás LIBRE. Y FELIZ.

Aquí os dejo unos datos curiosos que encontramos en las investigaciones de Psicología Positiva que confirman estas ideas:

  • Gastar dinero en otras personas contribuye poderosamente a nuestra felicidad; por el contrario, gastar dinero en nosotros mismos tiene un efecto ridículamente pequeño (Dunn et al. (2008) Science 319:1687-1688)
  • Las actividades significativas (como actos amables o solidarios) protegen a la mente de la depresión (http://pijamasurf.com/2017/04/estudio_comprueba_que_el_altruismo_es_la_clave_para_ser_feliz/)
  • Las personas más felices tienen más amistades, tienen más probabilidades de casarse, son más empáticas, donan más dinero a personas necesitadas, son más altruistas (Seligman y Diener, 2003)

O vídeos como estos que demuestran la importancia tremenda, sino la necesidad, de la apertura a nuestra compasión natural

vídeo matthieu ricard la ciencia de la compasión bondad positivarte psicólogos vallecas madrid

 

vídeo matthieu ricard bondad positivarte psicólogos vallecas madrid

 

 

Y por supuesto, nuestros materiales gratuitos para que podáis practicar vuestra estabilidad y desde ahí, la compasión, que no es otra cosa que el contacto con nuestra naturaleza amable, de bondad, amorosa:

Pues eso, que el amor está en todas partes¡ Aprende a entrar en contacto con tu esencia… la misma que las de los demás. Y así serás LIBRE. Y FELIZ.

Aprovechamos este contenido, tan coherente con el espíritu Navideño, para desearos unas muy FELICES FIESTAS y un MAGNÍFICO AÑO 2018, donde todos podamos tanto saber pedir como practicar comprensión y amor.

¡¡Muchas gracias por formar parte de la familia positiva!!
#junt@sporunmundomejor

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *