mindfulness-empresas

Mindfulness

Primero debemos entender qué significa Mindfulness. Es una palabra Anglosajona que sirve para traducir stati, un término del idioma pali que significa conciencia, atención y recuerdo. Es una disciplina que surge en EEUU en torno a 1980 a partir del desarrollo de programas en el ámbito de la salud, para tratar problemas como el estrés, la depresión, etc.

Mindfulness, traducida como atención plena o plena consciencia, es el método más eficaz de estabilización emocional. Meditar no sólo mejora nuestra mente, también nuestro cuerpo. Un nuevo estudio confirma que el Mindfulness actúa en nuestro organismo mejorando las condiciones neuronales y reduciendo el riesgo de inflamación arterial.

Muchos son los estudios científicos, que demuestran los infinitos e innumerables beneficios y ventajas de practicar Mindfulness y como consecuencia, observamos un aumento tanto en personas como en empresas e instituciones que se deciden a iniciarse en el mundo de la meditación.

POSITIVARTE, adapta sus talleres y sesiones de Mindfulness a los objetivos que la empresa  quiera conseguir. Aquellas empresas que quieran lograr mejores resultados, que quieran que los equipos en su empresa incrementen su potencial,  incorporan programas de Mindfulness en sus organizaciones, básicamente con el objetivo de mejorar la capacidad cognitiva y emocional, por lo tanto el rendimiento de las personas, mejorar resultados y aportar valor a la empresa.

En definitiva es una forma de tomar consciencia de la realidad y darse la oportunidad de trabajar conscientemente con las situaciones que se viven, como el estrés, la presión o cualquier otro desafío del entorno laboral y personal. Hablamos de Mindfulness como una manera de prestar atención a las reacciones emocionales, sin evaluarlas, sin enjuiciarlas, sin someterlas a nuestros propios condicionamientos.

El Mindfulness trabaja especialmente la autocompasión, la cual nos ayuda a experimentar el sufrimiento tal y como surge, sin camuflarlo. Nos lleva a aceptar el momento presente, el aquí y el ahora. Nos enseña a respetarnos, a aceptar nuestra imperfección como parte esencial en el ser humano.

Sirve para desarrollar la atención y la concentración, para tener una mayor consciencia, una mayor capacidad de autoconocimiento y autogestión emocional, que ayudará a dar respuestas emocionales mucho más adaptativas, lo cual es interesante cuando se trabaja en equipo para conseguir que exista entre ellos una buena relación interpersonal.

Algunos de los beneficios personales que se destacan con la práctica del Mindfulness son:

  • Se consigue mejorar la autoestima, la concentración y la motivación personal.
  • Favorece las relaciones personales, disminuye los estados de irritación.
  • Permite alcanzar un mayor nivel de rendimiento, autoresponsabilidad y confianza personal, aportando claridad de ideas.
  • Retrasa el desgaste provocado por la fatiga psíquica e intelectual y el estrés emocional.

En tal sentido, los beneficios para la organización:

  • Obtiene mejoras en las relaciones interpersonales y la motivación del equipo.
  • Facilita el incremento de la productividad y la creatividad.
  • Colabora con la disminución del absentismo laboral, la fidelización y a la retención del talento.

“Mejorar a las personas es mejorar a la organización”