Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
¡Compártenos! ¡Gracias!

 

PSICOTERAPIA POSITIVA 

 

Sobre la autora:

Irene López Gómez es Doctora en Psicología y Experta en intervención psicológica. Como psicóloga de Positivarte nos cuenta en este post qué es la Psicoterapia Positiva y cómo puede ayudarnos.

En el campo de la intervención psicológica encontramos orientaciones de lo más diversas, pero lo cierto es que muchas provienen de una tradición centrada en reducir síntomas y déficits.

Pero, ¿qué queremos cuando acudimos al psicólogo sintiéndonos normalmente tristes o ansiosos, confusos o desesperados a veces? ¿Queremos dejar de sentir esto? Por supuesto, pero también queremos disfrutar de nuestro día, sentirnos cerca de otras personas, percibir que nuestra vida merece la pena… ¿No es así?

Como psicóloga experta en intervención psicológica, he ido descubriendo que la Psicoterapia Positiva permite acompañar a las personas de forma muy exitosa en este camino de volver a disfrutar, de crecer y de aprender de las situaciones dolorosas.

 

¿Qué es la Psicoterapia Positiva?

La psicoterapia positiva es un enfoque terapéutico que enfatiza que la psicología debe ocuparse de las fortalezas de las personas tanto como de las debilidades; debe estar tan interesada en fomentar las mejores cosas de la vida como en reparar las más dolorosas; y ha de estar tan concienciada en promover vidas plenas como en sanar la patología (Peterson, 2006).

La investigación ha demostrado que las intervenciones positivas reducen de manera significativa los síntomas depresivos y aumentan el bienestar (Bolier et al., 2013; Chakhssi et al., 2018; Sin y Lyubomirsky, 2009). Nuestro grupo de investigación ha llevado a cabo un estudio clínico con más de 100 personas con depresión clínica que ha mostrado que la psicoterapia positiva fue eficaz y muy satisfactoria (Chaves et al., 2017; López-Gómez et al., 2017). Además, las intervenciones positivas se han aplicado con éxito a personas con otros problemas mentales (Huffman et al., 2014; Meyer et al., 2012) y sin ellos, aumentando en ambos casos su bienestar.

Los problemas mentales aparecen cuando las capacidades que todos tenemos de crecimiento, autorealización y bienestar se ven obstaculizadas por factores psicológicos o socioculturales (Rashid, 2015). La Psicoterapia Positiva persigue ayudar a que la persona pueda salvar esos obstáculos y crecer fomentando sus recursos positivos.

Creo que todos hemos vivido experiencias que nos hacen comprender que no tener síntomas desagradables o un problema mental no significa estar tranquilo y satisfecho con la vida.  Por ello, la psicoterapia no debe consistir sólo en resolver lo que duele o dificulta la vida, sino en hacerla apetecible, interesante, ¡que den ganas de vivirla!

 

¿Cuáles son los objetivos de la Psicoterapia Positiva?

Desde esta orientación, proponemos los siguientes objetivos a las personas:

  • Promover las emociones positivas y el saboreo de las experiencias cotidianas
  • Cambiar la perspectiva para prestar mayor atención a las experiencias positivas que nos ocurren
  • Fomentar la esperanza y el optimismo
  • Alcanzar la autoaceptación consiguiendo ser tu propio amigo
  • Perseguir objetivos que tengan un importante significado para uno mismo y que den sentido a cada día
  • Cultivar relaciones que nos llenen y que estén basadas en el respeto y el afecto
  • Usar más nuestras fortalezas personales y habilidades para afrontar retos y dificultades
  • Tomar la responsabilidad de nuestro propio bienestar y promoverlo con pequeñas acciones cada día.

 

¿Y cómo lo hacemos en Positivarte?

En primer lugar, en la sesión se crea un ambiente de tranquilidad y aceptación que permite a la persona desarrollar la confianza para compartir las dificultades que atraviesa.  No se ignora el dolor, en absoluto, se atiende y se cuida a la persona que sufre. El psicólogo acompaña en la difícil tarea de aceptar que la vida tiene dificultades y que sufrimos por ellas. Pero además, se sacan a la luz todas las habilidades y fortalezas que tiene la persona para afrontar los problemas, todos los aspectos de su vida (relaciones positivas, ilusiones…) que le pueden motivar a luchar por sí misma para salvar los obstáculos y avanzar en su camino. Las personas que vienen a terapia no son débiles o problemáticas, son las más valientes y capaces porque  plantan cara a los problemas, buscan soluciones y afrontan el reto de mirar hacia dentro y aceptarse, así como aceptar su vida y el mundo que les rodea.

Por todo esto, las sesiones de Psicoterapia Positiva tienen mucho de todo, y bueno. En ellas se comparten recuerdos y experiencias, se viven momentos de confianza, complicidad, esperanza y, por supuesto, alegría. La experiencia de la Psicoterapia Positiva activa mucho del potencial a veces olvidado de la persona y la acompaña en el camino de mejorar su vida.

 

Referencias

Bolier, L., Haverman, M., Westerhof, G. J., Riper, H., Smit, F. y Bohlmeijer, E. (2013). Positive psychology interventions: A meta–analysis of randomized controlled studies. BMC Public Health, 13, 119.

Chakhssi, F., Kraiss, J. T., Sommers-Spijkerman, M. y  Bohlmeijer, E. T. (2018). The effect of positive psychology interventions on well-being and distress in clinical samples with psychiatric or somatic disorders: A systematic review and meta-analysis. BMC Psychiatry, 18(1), 211.

Chaves, C., Lopez-Gomez, I., Hervas, G. y Vazquez, C. (2017). A comparative study on the efficacy of a positive psychology intervention and a cognitive behavioral therapy for clinical depression. Cognitive Therapy and Research, 41(3), 417–433.

Huffman, J. C., DuBois, C. M., Healy, B. C., Boehm, J. K., Kashdan, T. B., Celano, C. M., … Lyubomirsky, S. (2014). Feasibility and utility of positive psychology exercises for suicidal inpatients. General Hospital Psychiatry36, 88–94.

Lopez–Gomez, I., Chaves, C., Hervas, G. y Vazquez, C. (2017). Comparing the acceptability of a positive psychology intervention versus a cognitive–behavioral therapy for clinical depression. Clinical Psychology & Psychotherapy, 24, 1029-1039.

Meyer, P. S., Johnson, D. P., Parks, A., Iwanski, C. y Penn, D. L. (2012). Positive living: A pilot study of group positive psychotherapy for people with schizophrenia. Journal of Positive Psychology, 7, 239–248.

Peterson, C. (2006). A primer in positive psychology. New York: Oxford University Press.

Rashid, T. (2015). Positive psychotherapy: A strength–based approach. Journal of Positive Psychology, 10, 25–40.

Sin, N. L., & Lyubomirsky, S. (2009). Enhancing well–being and alleviating depressive symptoms with positive psychology interventions: A practice–friendly meta–analysis. Journal of Clinical Psychology, 65, 467–487.